VISITAS

10 marzo 2012

La Piedrita, la guerra mediática y la otra

Jose Roberto Duque
A raíz de los hechos acaecidos hoy en la mañana en el sector la marina del 23 de Enero los medios privados de comunicación de la MUD han desplegado una campaña mediática terrorista en contra del 23 de Enero y sus organizaciones sociales. Tratan de desviar así la atención sobre la realidad de los hechos: los muertos fueron trabajadores sociales de la zona y fueron por mano de la delincuencia organizada; pero en sus aquelarre informativo solo señalan a el Colectivo la Piedrita y demás organizaciones de la zona, nombran a integrantes de estos con todo y apellido, hablan de armas, de enfrentamientos entre organizaciones de la parroquia tratando de crear así una matriz de opinión falsa y elaborada en sus laboratorios de desinformación. Como les encantaría y hacia allá va el plan que se han trazado, un allanamiento general por parte de las diferentes fuerzas públicas del estado a la comunidad del 23 de Enero con su correspondiente saldo de muertos. Cabria preguntarse: como Ecarri y Torrealba a pocos minutos de los hechos ya manejaban información que retwiteaban a Globovision, por que  si están tan documentados no señalan a los narcoparamilitares que la provocaron. La campaña contra la parroquia esta desatada, saben que de aquí saldrá el grueso de la comunidad a enfrentarlos si se desvían de la vía democrática y necesitan una parroquia disminuida y satanizada para debilitarla, ese es su juego. Jose Roberto Duque
La dirigencia antichavista padece de un mal muy difícil de superar. Es una angustia, un plomo en el ala, una falla de origen, un defecto de fábrica: sabe que la democracia reside en el pueblo (en nosotros, los pobres explotados e hijos de pobres explotados) pero está imposibilitada para llegarle al pueblo, para comunicarse de manera eficiente con nosotros. Esa imposbilidad ha hecho que, durante muchos años, en lugar de hacer política se haya dedicado a hacer televisión. Es más cómodo discursear desde un estudio de televisión que hacer un transplante de clase y animarse a vivir en un barrio para poder hablar desde el barrio y no desde la chismografía y los prejuicios clasistas. Sifrino es sifrino y su apellido es mierda. Y si aparte de eso se dedica a hablar de los barrios pobres como si supieran qué significa eso, ya ustedes se imaginarán el tamaño de la aberración.

Esta es su "lógica" y su praxis. Esta madrugada ocurrió una tragedia en el 23 de Enero. Dos muchachos del sector La Piedrita fueron asesinados más arriba, hacia El Observatorio. Quienes hemos vivido en el 23 de Enero sabemos que en La Piedrita la comunidad ha logrado disminuir el crimen violento a cero. El crimen fuie cometido en otro sector. Como ningún dirigente antichavista puede saber eso, porque está física y sicológicamente imposibilitado para conocera esa parroquia desde sus resortes más profundos y en sus manifestaciones más visibles, porque el pueblo profundo los detesta a todos, entonces se inventa una historia ayudado por algún idiota del barrio que todavía se deja embelesar por la sifrinería perfumada que quiere ocupar cargos en las alcaldías de Caracas; acude a una empresa televisiva y desde ahí da la "primicia nacional": al colectivo La Piedrita el hampa o el narcotráfico le asesinó a dos militantes y por lo tanto hay que meter presos a los militantes de La Piedrita.

Por ahí anda el Ecarri, difundiendo una foto suya escoltado por cuatro comemierdas (porque hay mucho comemierda en los barrios dispuesto a entregarle la vida, los esfuerzos y el culo a los ricos) haciéndole creer a la gente que él sí sabe lo que pasó esta madrugada. Entonces hay que creerle a él, un sifrino mediopendejo que hasta hace un año no había pisado un sector pobre en Caracas ni en ninguna parte del mundo. Sifrino es sifrino y su apellido es mierda.
El panorama de la manipulación lo completa otro imbécil de apellido Torrealba, a quien le pagan en dólares un show llamado "Radar de los barrios", espacio destinado a convencer a una legión de estúpidos de cierta fantasía que da más risa que arrechera: según el tal radar toda la gente de los barrios es antichavista, y el que se atreva a decir algo a favor de Chávez en esos cerros es porque le pagaron y hay que lincharlo, primero mediáticamente; y después, ya veremos.
***
La contralectura de todo este montaje infecto es la que nos envía el chavismo oficial y también da asco. Mientras Globovisión se daba banquete inventando, hurgando, teniendo orgasmos con la historia de unos pobres que mataron otros pobres, e insinuando que a las víctimas de esa masacre hay que meterlas presas (eso es lo que andan proponiendo Globovisión y todo el sistemita de mercachifles de la "información"), del lado de acá la contralectura era: la noticia más importante de Caracas es la marcha chavista que recorre la avenida Francisco de Miranda rumbo a Petare.

En un momento del mediodía el jefe, comisario o dueño del CICPC dio una rueda de prensa para informar lo que se supone que los investigadores saben mejor que mucha gente, que se informa por twitter, por radio o televisión, e increíblemente ahí TAMBIÉN Globovisión le robó el show a VTV y al sistema de medios públicos, pues ahí estaban sus sirvientes (por ahí los llaman "periodistas") bombardeando al comisario con preguntas pertinentes y de las otras. De los medios del Estado, que se sepa, no había ninguno cubriendo la rueda de prensa. Así que lo que publiquen o hayan publicado los medios públicos esta tarde sobre los eventos de La Piedrita, lo vieron por Globovisión.

Sí, es una verdad infecta, asquerosa, dolorosa y coñoemadre, pero es la verdad, y alguien tiene que decir una maldita verdad en este puto país una vez en la vida, así nos duela o nos arreche.
***
En lo personal, manejo dos fuentes de información sobre lo ocurrido en La Piedrita. Una es el testimonio directo de Nelson Santana, militante de ese colectivo. Este compa me informa que los jóvenes Oscar Navas y Raymond Bustamante, militantes también, estaban en la parte alta, hacia El Mirador, y fueron emboscados por elementos del hampa común o el paramilitarismo (amenazas permanentes en las zonas donde no hay colectivos organizados) y asesinados a balazos. La Piedrita ha realizado las averiguaciones mínimas necesarias para dar con los asesinos, y en ese interin ha habido violencia y "ataques conra la propiedad": unas motos y unos carros incendiados en el 23 de Enero.
Santana informa que no ha sido el colectivo La Piedrita el que ha perpetrado esos destrozos. Las veces que La Piedrita ha cometido algún acto violento o que la sociedad califica como criminal, sus voceros lo han dicho por el medio del cañón y sin que quede lugar a dudas: los ataques a Globovisión, una cámara arrebatada a esta empresa criminal que se hace pasar por informativa, unas bombas lacrimógenas aquí, unas fotografías de muchachos armados acá. Cada vez que La Piedrita hace algo, La Piedrita lo informa. A veces esa comunidad y esa organización comete errores, algunos más graves y otros más ingenuos, pero ahí está esa gente inventando un país en los hechos mientras otros sólo lo inventan en el discurso y la habladera de paja. Así que yo no tengo ninguna razón para creerle más a Globovisión, al radar de mierda o al mamagüevo de Ecarri que a La Piedrita.
La otra fuente que tengo, y que me merece confianza porque se trata de gente que vive ahí (a ellos no les cuentan las vainas el amigo de un vecino del primo de la mujer de un pana: ellos VIVEN AHÍ) es la gente de el23.net, y este es el reporte que han hecho de los sucesos de hoy:
http://el23net.blogspot.com/2012/03/narcohampa-enfrenta-la-piedrita-dejando.html?spref=fb


***Respecto a Chávez, ya antes fijé posición sobre una de sus frases favoritas respecto a Valentín Santana y la comunidad. Chávez dice, cada vez que Santana lo hace arrechar, que La Piedrita está infiltrada por la CIA. Si Chávez viviera en el 23 de Enero (y si no estuviera rodeado de sifrinos tan sifrinos como el Ecarri) sabría que eso no es verdad, que ahí lo que hay es trabajo comunitario y entronización y armonía con el tejido social de esa comunidad. De otra manera no hubiera ocurrido lo que ocurrió hace un mes: los cuerpos policiales fueron a ver si capturaban al "criminal" Valentín Santana y se encontraron con una comunidad de pie rechazando allanamientos y abusos.
La gente derrotando al Estado: cuando estemos más maduros como sociedad; cuando el pueblo comience a escribir su propia historia y se remonte a los orígenes e hitos de la sociedad comunal, acudirá a la historia de La Piedrita y se encontrará con que por allá, en los albores del siglo XXI, había una comunidad que ante la quiebra del Estado burgués decidió experimentar con otras estructuras organizativas, ganó algunas batallaso demás es fábula inventada por estúpidos mercenarios al servicio de los ricos, disfrazados de "profesionales de la comunicación" de clase media.